10 nov. 2012

Reseña: Past the Shallows, de Favel Parrett


Favel Parrett, Past the Shallows (Sydney: Hachette Australia, 2011). 251 páginas.

¿Nos da la lectura del debut de un autor una indicación acerca de si estamos ante la primera obra de un gran creador literario? Posiblemente no, pero sin duda alguna, ayuda a hacerse una idea.

El título de esta brillante primera novela de Favel Parrett (Victoria, 1974), Past the Shallows (Más allá de los bajíos), se refiere a la zona donde el océano se convierte en un universo vasto, profundo, un lugar donde predomina la amenaza de peligros latentes, ocultos. Pero esos 'bajíos' tienen también una posible segunda lectura: la adolescencia como etapa vital que supera la niñez, y que se presenta poblada de escollos y simas insondables, que se concretan en inseguridades, incertidumbres y amenazas.

Joe, Miles y Harry son tres hermanos, huérfanos de madre, que malviven con su padre, un embrutecido pescador (a veces furtivo) de abulón en la costa sur de Tasmania. A Joe le falta poco tiempo para cumplir los dieciocho años y largarse para siempre; ya se había marchado del infierno en el que viven sus dos hermanos pequeños cuando el padre le rompió el brazo. Miles, mucho más joven en cambio, no puede marcharse, pero además siente la obligación de cuidar de su hermano pequeño, Harry.

En una casa donde nunca saben si habrá suficiente comida para un desayuno, el almuerzo o la cena, Harry se queda solo muchos días, mientras que Miles, pese a ser demasiado joven para trabajar, se verá obligado a salir diariamente en la barca. En uno de esos días, uno de la cuadrilla sufre un accidente mientras pescan salmones: un tiburón (un ejemplar de la especie que aquí se denomina mako) invade la cubierta y provoca el caos. Desde ese momento las cosas solo pueden empeorar.

Para desarrollar la trama, Parrett adopta el punto de vista de los dos muchachos, y ello resulta en frases cortas, despojadas de lo superfluo. Y sin embargo no faltan hermosos pasajes, muy líricos, en los que la autora hace gala de una cuidada prosa y en los que las imágenes muestran los aspectos más agrestes del paisaje de Tasmania. Por la constante presencia del océano, por lo lacónico de los personajes (la mayoría de ellos masculinos) y por la desazón que reina en sus vidas, Parrett me ha hecho recordar a otro de mis (muchos) narradores australianos favoritos, Tim Winton.

Past the Shallows es una terrible historia, y está muy bien contada: Parrett se guarda ciertos datos sobre la muerte de la madre de los chicos y sobre sus vidas antes de ese suceso que los traumatizó – Miles y Harry iban en el coche que ella conducía cuando se estrellaron contra un árbol. Con ello va creando una nebulosa de misterio en torno a ese suceso en el pasado que tanto ha marcado sus vidas actuales. Para cuando Harry, un chico todavía inocente y temeroso, empieza a intuir la verdad, ya es tarde. La suerte está echada, y el caos y la fatalidad han tomado el control del destino de la familia.

«Creo que sería mejor que hagamos lo que dice Papá, Harry. Creo que es mejor que vayamos. Es porque estabas en la carretera cuando ya era de noche.»
«Pero tú dijiste que iba a estar picada hoy. Dijiste que no creías que la barca pudiera salir hoy.»
Y era cierto. Miles podía oír el oleaje incluso desde allí. Podía oír el océano.

Si hay algo que se pueda objetar a esta primera novela de Parrett (que ganó el Premio ABIA al debut literario de este año y fue finalista de media docena de premios más, entre ellos el prestigioso Miles Franklin) es que no profundiza en el personaje del padre. ¿Es un hombre atormentado por lo que oculta de sus actos pasados, y que se redime trabajando muy duro, en condiciones muy peligrosas, sumergiéndose junto a rocas y acantilados para cosechar el muy preciado abulón? ¿O es un monstruo que maltrata a sus hijos, alcoholizado y embrutecido, azuzado por las insidias de su malvado colega Jeff?

El desenlace no lo deja totalmente claro; mientras Joe regresa para recoger los pedazos rotos y tratar de darle un sentido a la vida de Miles, los interrogantes que habían quedado planteados en las escenas más trepidantes de la novela solamente quedan parcialmente resueltos. Eso no le resta méritos a Past the Shallows, pero sí deja algunos huecos en el esquema final del retrato que el lector elabora de los personajes.

2 comentarios:

  1. Thank you for my first review in Spanish!
    Very exciting

    Favel Parrett

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. My pleasure. But thank you really, for writing Past the Shallows. I found it very enjoyable.

      Eliminar

Your words count - Tus palabras cuentan - Les teues paraules compten

Posts més visitats/Lo más visto en los últimos 30 días/Most-visited posts in last 30 days

¿Quién escribe? Who writes? Qui escriu?

Mi foto
Ngunnawal land, Australia