12 jul. 2016

Cusco


La popular Plaza de Armas al anochecer

La antigua capital del imperio inca, Qosqo en su denominación quechua, es hoy en día un centro turístico de primer orden mundial. La ciudad cuenta con un importantísimo patrimonio arquitectónico colonial, aparte de los pocos restos arqueológicos incas visibles que los invasores castellanos dejaron en pie.

Esta no es una esquina cualquiera.
Como toda ciudad que deriva buena parte de sus ingresos del turismo de masas, Cusco tiene serios problemas. La infraestructura de transporte es uno de ellos, y con mucho el menos urgente. Más acuciante me pareció el tema de la limpieza de sus calles: la presencia de incontables perros abandonados y una ausencia general de cuidado por parte de un sector de la población afean un poco el centro histórico de la ciudad.

Fast food, Cusco style: alpaca hamburger!

La actividad económica del centro de Cusco tiene como foco principal las visitas de las hordas de turistas a la ciudad inca de Machu Picchu. El tinglado desarrollado en torno a esta maravilla arqueológica (que es, al mismo tiempo, una muy triste lección de la historia) es apabullante, en el sentido menos favorecedor de la palabra. Como me comentaba Fabián Lima, nuestro excelente y experimentado guía en el Camino Inca, las principales compañías que han copado el producto Machu Picchu son estatales o extranjeras; para las pequeñas agencias locales quedan las migajas, y la brutal competencia entre ellas reduce mucho los márgenes de beneficio.

Cusco, ombligo del mundo inka
Fabián comentaba además que, como sucede en otras grandes ciudades turísticas, el mercado inmobiliario local se ha visto negativamente influido por la aparición del fenómeno Airbnb y similares. Hace unos meses, en una estupenda velada en Barcelona, el amigo J.S. de Montfort me advertía de que los barceloneses se estaban yendo de la ciudad al extrarradio ante la imposibilidad de pagar unos alquileres inflados por el turismo extranjero. Es un hecho documentado: solo hace falta leer los diarios. Según Fabián, se está produciendo la misma situación en Cusco. Quizás encontrar un justo equilibrio entre la industria turística y la conservación del tejido social de las ciudades será pronto una importante cuestión electoral en muchas de las metrópolis más deseadas por los visitantes internacionales. Tiempo al tiempo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Your words count - Tus palabras cuentan - Les teues paraules compten

Posts més visitats/Lo más visto en los últimos 30 días/Most-visited posts in last 30 days

¿Quién escribe? Who writes? Qui escriu?

Mi foto
Ngunnawal land, Australia